El absentismo laboral empeora y amenaza con lastrar la actividad de las empresas. Cerca de 1,2 millones de personas no acuden a su puesto de trabajo de media cada día. Exactamente son 1.186.875 profesionales, de los cuales el 25% (297.053) lo hicieron pese a no estar de baja, mientras que el 75% (889.822) se ausentaron por una incapacidad temporal.



Son datos del Informe Trimestral sobre el Absentismo Laboral de la consultora Randstad, que analiza cifras procedentes de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estos datos, suponen un ligero empeoramiento y un cambio en la tendencia a la baja observada desde principios de año. Respecto a las cifras del anterior trimestre, el absentismo total aumentó un 7,7%, con baja un 5,8% y un 14,1% en el caso de las injustificadas. Un incremento que se entiende por el repunte de contagios debido a la irrupción de la variante Ómicron del Covid-19 en el último mes del año.

El absentismo laboral supone que en nuestro país se pierden el 5,9% del total de las horas pactadas, aumentando en cuatro décimas con respecto al trimestre anterior. El absentismo no debido a incapacidades temporales, es decir, el no justificado, tuvo una tasa del 1,5%.

“El aumento del absentismo injustificado durante los últimos tres meses del año es un mal dato, ya que puede lastrar la recuperación económica en la que nos encontramos inmersos al no tener las empresas recursos para llevarla a cabo. Por ello, se hace necesario indagar las causas, por si determinadas medidas de conciliación o de motivación pueden paliar el absentismo”, asegura Valentín Bote, director de Randstad Research. 

Sectores en los que el absentismo laboral empeora

En cuanto a sectores, Randstad Research revela que la industria es donde se registra un mayor absentismo, con una tasa general del 6,1%, cerca del sector servicios, con un porcentaje del 6%. El sector de la construcción es donde menos absentismo se produce, un 4,5%, 5,4 puntos porcentuales por debajo de la media de la economía.

Los sectores concretos de actividad que han registrado menores tasas de absentismo durante el cuarto trimestre de 2021 han sido Actividades inmobiliarias, Actividades de las sedes centrales y actividades de consultoría de gestión empresarial (ambas con el 3,7%), e Investigación y desarrollo y Actividades jurídicas y de contabilidad (las dos con 3,6%).

Por otro lado, los mayores porcentajes de absentismo tuvieron lugar en las Actividades de juegos de azar y apuestas (9,9%), Actividades sanitarias (9,4%), Actividades postales y de correos, Actividades de servicios sociales sin alojamiento y Asistencia en establecimientos residenciales (todas ellas con un 9,1%).

Suscríbase al Boletín de Laboral Lab

¡SUSCRÍBASE AL BOLETÍN!