La motivación en los equipos es clave para el funcionamiento óptimo de una empresa. ¿Están las personas empleadas motivadas? Según datos de la Guía del Mercado Laboral 2022 de HAYS España, el 54% de los profesionales asegura sentirse desmotivado en su trabajo actual. La clave es, pues, dar con la propuesta de valor para saber cómo motivar a los trabajadores que están en horas bajas. De lo contrario, las empresas perderán talento.

El informe de la consultora de recursos humanos señala que para la mayoría (el 62%), el salario sigue siendo la principal medida que podría tomar su empresa para aumentar su motivación.

Aun así, el 37% piensa que lo que echa de menos es un mayor reconocimiento por parte de la compañía; un 27% cree que una promoción le motivaría y un 20% considera que lo haría una mejora de horario y un cambio de superior jerárquico.

Silvia Piqueras, National Manager de HAYS Response Perm, señala entre los factores que más influyen en la mejora de la motivación tras la pandemia el incremento del tiempo libre, la flexibilidad horaria o la posibilidad de teletrabajo.

El porcentaje de personas empleadas que aseguran estar desilusionadas también se ve reflejado en los datos relativos a la sensación de fatiga o agotamiento por el trabajo. Según datos de HAYS España, el 43% de los profesionales afirma que sufre burnout, de los cuales un70% señala que se trata de una sensación que ha aumentado desde la crisis sanitaria de la COVID-19.

“Casi la mitad de los encuestados en la Guía del Mercado Laboral 2022 afirma que trabaja más horas desde el inicio de la pandemia, lo que aumenta el estrés y la desmotivación y nos lleva a esa sensación de burnout”, señala Piqueras. “Lo que está claro es que ha habido evolución y seguirá habiéndola en el futuro”, concluye.

Motivar a los trabajadores o perder talento

En definitiva, la flexibilidad parece ser la clave. Y las organizaciones tienen una gran oportunidad para volver a motivar a sus empleados a través de incentivos como las revisiones salariales, un mayor reconocimiento o la adaptación de políticas de conciliación, entre otros.

¿Qué ocurriría si se dejan las cosas «como están» y no se actúa? Las empresas deberán estar preparadas para perder talento, asegura Piqueras. Y es que más del 73% de los empleados afirma que, si pudiera, cambiaría de empleo.

“Estamos en un momento histórico; el ciclo de vida laboral es más dinámico que nunca y los empleados tienen un papel muy activo en la toma de decisión sobre su encaje en la empresa”, señala Piqueras.

Frente a esta situación, ¿en qué momento los trabajadores deberían plantearse un cambio de trabajo? Según la experta, “aquel trabajador que se sienta estancado en su puesto, mal remunerado o que las que las políticas de recursos humanos no encajen en su modelo de vida, acabará buscando un cambio laboral”.

Suscríbase al Boletín de Laboral Lab

¡SUSCRÍBASE AL BOLETÍN!